fondo head

Nuestra Historia

Imprimir

La Agencia de Cooperación Internacional (AGCI) se crea el 19 de junio de 1990 mediante la Ley 18.989, que da origen al Ministerio de Planificación y Cooperación de Chile (MIDEPLAN). El Título III de dicha Ley describe la naturaleza y objetivos de la Agencia, la que se organiza como institución pública funcionalmente descentralizada, cuyo propósito es atender la búsqueda y canalización de recursos de cooperación internacional para apoyar el desarrollo de Chile y proyectar hacia el exterior las capacidades del país, y realizar acciones de cooperación con países en desarrollo. De esta manera, la Agencia asume, con el Ministerio respectivo, la responsabilidad de definir los objetivos y estrategias de cooperación internacional sobre la base de las prioridades para el desarrollo económico y social.
 
La etapa inicial de la gestión de la cooperación internacional en Chile estuvo fuertemente orientada a contribuir al proceso de democratización y a consolidar los esfuerzos de mejoramiento de la gestión pública y el fortalecimiento institucional. La cooperación de instituciones multilaterales, como la Comunidad Económica Europea y las Naciones Unidas, fueron un importante apoyo a los esfuerzos de desarrollo nacional, tanto en lo económico como en lo técnico. Dentro de aquellos cooperantes que pueden ser entendidos como tradicionales en la acción de la Agencia de Cooperación Chilena, pueden ser mencionados Alemania, Japón, la Unión Europea, Estados Unidos, España, Suiza, Francia; debe considerarse también el papel desempeñado por los países nórdicos y Holanda, en los primeros años de retorno a la democracia.
 
En 1993, como reconocimiento a la ayuda recibida, y consciente de la responsabilidad de cooperar con otros países y compartir las experiencias propias de este proceso, se crea el Programa de Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (CTPD), actualmente conocido como Programa de Cooperación Sur-Sur. 
 
En 1998 AGCI inicia una nueva modalidad de cooperación, la Cooperación Triangular, que hace de la cooperación internacional un ámbito donde el conocimiento se comparte en pro del desarrollo. Esta modalidad ha posibilitado asociaciones para el desarrollo con países que tradicionalmente eran oferentes de cooperación.
 
Durante los primeros diez años de vida de la Agencia, la realidad internacional demostró la importancia creciente de la cooperación como instrumento privilegiado de la relación entre las naciones, lo que se manifestó en la creación de nuevas agencias de cooperación internacional en los países en vías de desarrollo de la Región, en muchos de los cuales la institucionalidad de AGCI sirvió de modelo.
 
El año 2001 marca un hito, al sumar a la Agencia el rol de administrador financiero de la cooperación con la Unión Europea. 
 
En la actualidad, AGCID administra recursos financieros de cooperación aportados por organismos tales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el banco de Desarrollo de América Latina (CAF), así como fondos bilaterales, como el Fondo Chile – España y el Fondo Chile - México. Asimismo, ha sido acreditada como agencia ejecutora del fondo de adaptación al cambio climático.
 
A partir del año 2005, y según Ley 19.999 del 10 de febrero, AGCI se relaciona con la Presidencia de la República a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que convierte a la cooperación en un componente de la política exterior de Chile. 
 
Durante estos 25 años de vida, desde 1990 a 2015, la Agencia ha ido consolidando su rol de institución que implementa, realiza y ejecuta cooperación internacional entre países en desarrollo. Y en este marco, ha creado nuevos mecanismos para el financiamiento de la cooperación, como son los Fondos Conjuntos de Cooperación con México, España y Francia, y el Fondo Chile contra el Hambre y la Pobreza. 
 
Actualmente, la Agencia se plantea los desafíos de la cooperación de cara al 2030, en un mundo donde la cooperación internacional se reposiciona y donde Chile, no sólo tiene el deber de cooperar, sino que también de promover el desarrollo inclusivo y sostenible, desde un enfoque de derechos. Basado en este enfoque, se elaboró una Política y Estrategia de Cooperación Internacional para el Desarrollo, lo que conlleva un cambio de nombre, desde Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) al de Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID).
 
Iniciamos, así, un nuevo capítulo en nuestra historia.