fondo head

Mi estancia en AGCI

Imprimir

Por: Margarita Briones García

Arribé a Chile hace un par de semanas para realizar la primera etapa de mis prácticas profesionales en la Agencia de Cooperación Internacional de Chile AGCI

 

(la segunda fase tendrá lugar en la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo AMEXCID), como parte de mi formación en la Maestría en Cooperación Internacional para el Desarrollo que llevo a cabo en el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora en México.

La Maestría cuenta ya con 10 años de experiencia en la preparación de profesionales e investigadores de la cooperación internacional, además de ser única en su tipo, ya que el programa contempla que los alumnos debemos realizar una estadía en instituciones que trabajen en los temas de cooperación para tener un acercamiento a la implementación de esta disciplina.

De esta manera, mi estancia aquí, además de ser un componente de mi educación, también es un elemento integral de la investigación que efectúo, en el marco de la Maestría, sobre los procesos de institucionalización de las agencias chilena y mexicana y cómo estas entidades se han convertido en instrumentos para posicionar a ambos países en el tema de la cooperación tanto a nivel regional como internacional. Igualmente, podré aproximarme al análisis sobre el papel que desempeña Chile en la cooperación internacional y estudiar las similitudes y diferencias entre Chile y México en la práctica de la Cooperación.

Estoy muy complacida porque las personas en AGCI me han abierto las puertas de par en par para conocer su trabajo diario. Considero que es una excelente oportunidad para contar con información de primera mano de las personas que practican día día la cooperación internacional sobre cómo se implementan las estrategias y actividades de la Cooperación, cómo se definen las prioridades y cómo se efectúa la vinculación entre los países para la ejecución de proyectos y otras acciones complementarias que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas y alcanzar así el desarrollo.

Durante mi breve estancia las personas me han preguntado ¿Por qué has escogido Chile? Desde el plano meramente académico, escogí viajar a Chile porque al igual que México es un actor muy dinámico y comparten similitudes en temas de desarrollo y Cooperación Internacional. Para ambos la cooperación internacional es un principio de su política exterior; ambos son países de renta media alta, y por tanto, son a la vez receptores y oferentes de cooperación; realizan actividades de Cooperación Sur-Sur y Triangular; son miembros de organismos multilaterales como la OCDE y el APEC; presentan un nivel de desarrollo similar, pero también son parte de los países más desiguales del subcontinente, esto es una razón indudable para impulsar las acciones de cooperación.

Asimismo, ambos países han buscado institucionalizar sus actividades de cooperación internacional, a través de la conformación de sus respectivas agencias. Chile creó la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) en 1990, por una necesidad de administrar la ayuda recibida en el momento en el que se dio su regreso a la democracia en la década de los noventa; por su lado, México estableció la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) en 2011, buscando sistematizar, vincular y coordinar las actividades de CID en su rol de oferente y receptor que ha venido desempeñando desde tiempo atrás.

Por lo expuesto anteriormente es que considero relevante el estudio de las experiencias en ambos casos y cómo los procesos de institucionalización de ambas agencias han contribuido al fortalecimiento de las actividades de México y Chile en el ámbito de la cooperación internacional. Y esta es la razón que me ha traído a Chile.

Tengo la firme convicción de que esta experiencia será muy enriquecedora a  tanto a nivel profesional como personal, y que será de gran utilidad todo lo aprendido en estos meses que están por venir para continuar reforzando los estudios sobre la Cooperación Internacional que llevan a cabo Chile y México a  través de sus respectivas agencias, así como también para fortalecer los lazos de colaboración que se han tendido entre ambos países mediante diversos instrumentos como son el Fondo Conjunto de Cooperación Chile-México y la Alianza del Pacífico.