Kizuna

Por más de treinta años, Chile y Japón han trabajado en conjunto para la reducción del riesgo ante desastres naturales, dada la experiencia que ambos países tienen en tsunamis, terremotos, incendios forestales, aluviones, inundaciones, entre otros.

Durante la visita oficial del Primer Ministro de Japón Shinzo Abe en 2014, junto a la Presidenta Michelle Bachelet, decidieron llevar a cabo una iniciativa para difundir las lecciones aprendidas en la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD), con el fin de fortalecer las capacidades técnicas de los profesionales de América Latina y el Caribe, mejorando la preparación de la población, los tiempos de respuesta y procesos de reconstrucción para construir una región más resiliente.

Así surge el Proyecto Kizuna, "Programa de Capacitación de Recursos Humanos para Latinoamérica y el Caribe en Reducción de Riesgo de Desastres", mediante un acuerdo firmado por ambos países en marzo de 2015, durante la conferencia mundial sobre Desastres Naturales, convocada por Naciones Unidas en la ciudad de Sendai.

Por más de treinta años, Chile y Japón han trabajado en conjunto para la reducción del riesgo ante desastres naturales, dada la experiencia que ambos países tienen en tsunamis, terremotos, incendios forestales, aluviones, inundaciones, entre otros.

¿Qué es Kizuna?

El proyecto Kizuna pone especial énfasis en la creación de una red a nivel regional en reducción de riesgos de desastres. Para ello, busca impulsar a Chile como centro de perfeccionamiento de capacidades y formación de especialistas en estas materias, ya que posee las capacidades y los conocimientos necesarios para, con el apoyo de la cooperación japonesa, capacitar y perfeccionar a profesionales que trabajen en áreas relacionadas con la investigación y manejo de los efectos de eventos naturales, tales como terremotos, tsunamis, incendios forestales, entre otros.

Se espera que sus participantes se comprometan a difundir y llevar a cabo acciones concretas en sus propios países de acuerdo a lo aprendido, así como también mantener los lazos formados con sus compañeros provenientes de la región. De este modo, todos podamos estar mejor preparados y así disminuir los riesgos ante futuros desastres naturales.

El proyecto se denominó "Kizuna", palabra japonesa que representa la importancia de los vínculos entre las personas. Además de su significado, se rescató el hecho de que la población de Japón el año 2011, tras el terremoto y tsunami en la región de Tohoku, eligió como carácter (kanji) más representativo de ese año a "Kizuna".

Pilares de Formación

kizuna pilar 1 kizuna pilar 2 kizuna pilar 3